Antonio Mendoza: “Pondremos al CTAFS a la altura de los mejores comités territoriales”.

Solo unos días después de que tomara oficialmente la posesión del cargo de presidente del Comité Técnico de Árbitros de Fútbol Sala de Tenerife (CTAFS), Antonio Mendoza cuenta como ha aterrizado en el cargo y desgrana las líneas fundamentales de un ambicioso plan de acción con el que pretende responder a las demandas de clubes y árbitros.

Con sus treinta años de experiencia en las canchas de fútbol sala, después de haber llegado a arbitrar en las canchas de Segunda División, Mendoza habla con humildad de un sueño que comparte con Juan Manuel García Nel, Álvaro de las Heras y Suso Torres, su junta directiva: que la Isla vuelva a ser un referente en España como antaño. Desde ese anhelo ha creado su proyecto.

Tras la toma de posesión y los primeros días al frente del Comité, ¿qué sensaciones tiene?
Las sensaciones son muy positivas. Estamos muy ilusionados con este nuevo proyecto. Hemos recibido mucho apoyo por parte de la Federación Tinerfeña de Fútbol, los equipos y todo el colectivo arbitral. Así que solo queremos demostrar y devolver la confianza que han depositado en nosotros con esfuerzo, dedicación y trabajo.

¿Por dónde va a empezar? ¿Cuáles son los primeros retos que se ha fijado?
Empezamos desde cero, dando prioridad al aspecto técnico, físico y la captación de nuevos árbitros. Hemos iniciado una escuela con aspirantes a árbitros. Esperamos que en una semanas puedan estar ya en los diferentes pabellones. También hemos reanudado el curso técnico. Una vez por semana nos juntamos y repasaremos el reglamento. Finalmente, hemos iniciado un período de jornadas físicas para controlar a cada árbitro.

¿Ha cambiado el orden de prioridades que había establecido?
Desde la junta directiva teníamos claro cuáles iban a ser las prioridades. Desde que nos reunimos hace ya unas semanas no hemos cambiado nada. Hemos intentado sacar adelante los partidos de pretemporada, los torneos amistosos, y ahora que empieza la competición, tenemos marcadas las líneas de nuestro trabajo.

¿Qué estilo pretende implantar en el Comité? ¿Qué quiere aportar al fútbol sala de la Isla?
Queremos modernizar el CTAFS. Llevábamos años sin ninguna mejoría a nivel de estructuras, acceso a la información, captación, cursos… Queremos que el Comité sea de los árbitros y para los árbitros, que haya más implicación por su parte, teniendo claro que evidentemente tiene que ser una labor de todas las partes.

En su presentación pidió paciencia a los clubes. ¿Cuánto tiempo cree que necesitará para ejecutar todo su proyecto?
Creemos en un proyecto a medio-largo plazo. Eso implica, que en un tiempo de tres o cuatro años, los resultados serán más que evidentes. No podemos pretender que este proyecto, que empieza de cero, tenga resultados a corto o medio plazo. Hemos encontrado un Comité con muchas deficiencias y el trabajo será duro a la par que ilusionante. No tenemos duda de que los resultados vendrán en un futuro.

Se ha rodeado de un grupo de profesionales sobradamente preparados, con gran experiencia y mucho prestigio en el mundo del fútbol sala. ¿Siente que “juega” con ventaja?
Estoy orgulloso y tremendamente agradecido de poder contar con este grupo de profesionales porque, más que compañeros, sobre todo son amigos. Aparte de ello, tienen sobrada experiencia en el mundo del fútbol sala. Así que no tengo ninguna duda de que con la ayuda de todos, colocaremos al CTAFS tinerfeño a la altura de los mejores comités territoriales.

¿Cómo se organizarán? ¿Qué función asumirá cada uno?
Cada miembro del Comité, tendré su parcela y su área bien definida, aunque la idea es trabajar en común y tomar decisiones colectivamente. Trabajaremos en equipo, teniendo claro que el CTAFS no soy solo yo. Estoy rodeado de gente válida, que sabe de fútbol sala. Creemos que el cambio que necesitaba el Comité de Árbitros de Tenerife iba aparejada la idea de formar un equipo unido y que tomara decisiones en común.
Nel (Juan Manuel García) ejercerá de director deportivo. Será el encargado de desarrollar toda el área relativa a la Escuela de Árbitros, para la captación y formación de nuevos aspirantes, así como de dirigir las clases que se impartirán en el Comité. Igualmente tendrá la labor de dirigir las pruebas físicas que haremos mensualmente.
Álvaro de las Heras, compaginará la labor de secretario general del CTAFS en la toma de decisiones a nivel institucional, con su función propiamente disciplinaria. Será el encargado de desarrollar un reglamento de régimen interno para los árbitros y de observar su cumplimiento. Su experiencia en el mundo del arbitraje a nivel nacional, así como estos últimos años en la Isla, nos servirá de ayuda para intentar avanzar hacia un Comité más desarrollado y profesionalizado.
Por último, Suso (Francisco Torres) hará las funciones de informador. Llevará consigo un equipo de informadores y controlará las actuaciones arbitrales a lo largo de la temporada.

¿Qué diría a quienes estén preocupados por la posibilidad de que, tras la retirada de ‘Nel’, Tenerife pierda ese lugar en la élite que tanto esfuerzo ha costado mantener?
Partiendo de que ‘Nel’ será insustituible no solo a nivel territorial, sino también a nivel nacional, debo decir que esa es una de nuestras prioridades desde que comenzamos el proyecto. La idea es preparar, entrenar y desarrollar un curso específico para contar con la posibilidad de que alguno de nuestros árbitros de Segunda División B pueda acudir a Madrid con la mejor preparación técnica y física posible, y en unos años, podamos tener otro árbitro en la máxima categoría del fútbol sala nacional.

¿Qué es más complicado: reclutar árbitros o que se queden una vez hayan experimentado la realidad que se vive en las canchas?
Ambas cosas son complicadas tanto la captación como el seguimiento posterior. Es importante que ese árbitro que empieza a arbitrar no se sienta solo, desprotegido y que a la primera de cambio abandone este mundillo. Por eso debemos intentar llevar una política no solo de formación de nuevos aspirantes, también, una vez formados, debemos acompañarles a los partidos y hacerles ver y sentir que no están solos.

Miramos al pasado con el anhelo de recuperar los años de gloria del fútbol sala en Tenerife y nos preguntamos si algún día volverán. ¿Qué opina?
Estamos convencidos de que con trabajo, esfuerzo, sacrificio y mucha dedicación podremos recuperar la gloria. Desde nuestra junta no va a faltar nada para que así sea. Estamos seguros de que aún quedan muchos años buenos por vivir y mucha gloria para el fútbol sala en Tenerife.

Entrevista e imagen: Prensa © Federación Tinerfeña de Fútbol