El Gran Canaria pone a prueba sus opciones de permanencia en Burela

Gran Canaria y Burela se medirán en un duelo de alta tensión, donde un triunfo puede suponer un gran impulso en la consecución del ansiado objetivo de mantenerse en la máxima categoría del fútbol sala español una temporada más. Ambas escuadras acumulan tres derrotas en sus tres últimos partidos, lo que aporta un extra de emoción en este choque de gladiadores por la supervivencia.

Llega la jornada número 25 de las 30 que componen la temporada y el Gran Canaria Fútbol Sala comienza a vislumbrar el final del curso. El conjunto entrenado por Suso Méndez se sitúa ahora mismo fuera del descenso, a cuatro puntos del Levante UD, rival al que los amarillos deberán visitar la última jornada.

El único equipo que se sitúa en la clasificación en medio de canarios y valencianos es el Pescados Rubén Burela, rival al que los canarios visitarán este viernes. El encuentro se celebrará a partir de las 20:00 (hora canaria) en un siempre hostil Pabellón de Vistalegre, el cual presentará su máximo aforo.

Suso Méndez, entrenador del equipo, comentaba antes de partir esta mañana hacia Galicia que “nos enfrentaremos a un buen equipo que ya nos ganó en la ida. Hemos trabajado durante toda la semana para sacar algo positivo, y a pesar de los resultados seguimos confiando en que esta plantilla puede conseguir el objetivo. Hemos plantado cara a equipos de la parte alta de la clasificación y no debe ser ahora cuando perdamos la confianza. Seguimos incidiendo en nuestros errores, tratando de mejorar pero no debemos dudar de nuestras capacidades, respetando al rival y dándolo todo en la pista”.

Por su parte, el cierre Pepe comentaba que “pasan las jornadas y aumenta la presión, es normal, pero pensándolo fríamente creo que debemos pensar sólo en nosotros mismos y no en nuestros perseguidores. Si estamos pendientes de los resultados de los demás, no estaremos centrados en nuestros objetivos. El vestuario está únido y lucharemos juntos por la permanencia”.

Juan Puertas, ala gallego que llegó en el mercado de invierno al Gran Canaria nos comentaba que “hemos aprendido de los errores de los partidos anteriores y todos tenemos ganas de conseguir la victoria tras el mal sabor que nos han dejado los últimos partidos. Conozco muy bien al Burela y a su entrenador Tomás de Dios, ya que estuve a sus órdenes. Plantearán un partido difícil y la afición estará encima de nosotros, pero creo que si jugamos en equipo, poniendo corazón y alma lo conseguiremos”.

La convocatoria del Gran Canaria Fútbol Sala se compone de los siguientes jugadores: Gus, Igor, Anás, Saúl, Pepe, Pablo Salado, Juanillo, Bingyoba, Juan Puertas, Julio, Pichí y Montero. Es baja por lesión Zeus.


Imagen: Los jugadores del Gran Canaria celebran un tanto en su último partido ante el Catgas Energía| Prensa Gran Canaria Fútbol Sala