El Gran Canaria se reencuentra con la victoria en el partido más importante

El conjunto canario sacó un triunfo vital en Elche tras siete jornadas sin ganar (seis derrotas y un empate). Los amarillos cogen aire para lo que resta de liga ante un rival directo que marca el descenso y del que se distancia ahora a cinco puntos, aunque con el golaveraje particular desfavorable. El equipo de Suso Méndez superó por un mínimo 1-2 al Elche CFS en un partido que controló en todo momento, aunque se le complicó en los últimos cinco minutos con el tanto de Héctor para el cuadro ilicitano.

El dominio correspondía a los grancanarios en los primeros diez minutos y fruto de esa mayor posesión de balón llegaría el gol de Alex Rivero en el minuto seis de partido (0-1). Un minuto más tarde pudo llegar el segundo, pero la mínima ventaja se mantendría hasta el descanso.

Todo se pondría de cara en el sexto minuto de la reanudación cuando los colegiados señalaban un penalti a favor del Gran Canaria con la consiguiente expulsión de Kiwi: Mehdi no falló y estableció el segundo para tranquilidad de un equipo que veía cerca el triunfo (0-2).

La solidez del bloque grancanario impedía que el Elche se acercara al portal de Barranquero. Con sólo siete minutos por jugar, los de Bustamante decidían atacar de cinco con Christian de portero-jugador. Dos minutos después, Héctor recortaba distancias con un tanto que llevaba la esperanza al equipo anfitrión (1-2). Inmediatamente después, el Gran Canaria se plantaba en ataque de cinco.

La victoria estaba cerca pero el sufrimiento era inevitable con la doble amarilla de Mehdi con la que los visitantes jugaron con uno menos el último y angustioso minuto. Finalmente, el Gran Canaria atrapó un triunfo vital con el que respirar en la tabla y escaparse cinco puntos por encima de la zona de peligro.



Imagen: El ala colomense Adrián Orellana busca filtrar un pase ante el cierre alicantino Christian. | Prensa © Gran Canaria Fútbol Sala