El Gran Canaria se ve superado por un contundente Osasuna

El Gran Canaria cayó derrotado este viernes por 7-2 en el Pabellón Anaitasuna de Pamplona. Los navarros impusieron un alto ritmo de partido además de un completo control de pelota ante un conjunto canario que pareció sentir el desgaste sufrido en miércoles tras el partido de Copa del Rey jugado entre semana ante el Iberia Toscal.

La primera parte tuvo un completo dominio por parte de los locales. Pasados dos minutos tras el inicio del encuentro, Araça inauguró el marcador para los locales, diferencia que fue aumentada a los siete minutos por Eric Martel para el 2-0. Los navarros achuchaban, pero el Gran Canaria estaba atento en busca de una contra. Fue efectiva la táctica y David Barbero conseguía el 2-1 para los grancanarios. Fueron los mejores minutos para los de Suso Méndez, elaborando jugadas de peligro que pudieron traducirse en gol, sin embargo, en una pérdida de balón, el Osasuna conseguía el 3-1 reinante al descanso, obra del veterano Javi Eseverri.

Tras la reanudación, los navarros se mostraron muy incisivos de cara a gol. Araça, al igual que en la primera parte abría la lata poniendo el 4-1. El Gran Canaria comenzaba a acusar un notable cansancio, algo que aprovechó Rafa Usín, y poco después Alvarito para lograr el 6-1. Era grande la diferencia y, tras un exceso de confianza en la salida de balón local, Yeray robó un balón e hizo el 6-2 para los insulares. Pasado el ecuador de esta mitad, otra vez Rafa Usín enviaba el balón a las mallas, dejando el marcador en 7-2 a favor de un muy superior Osasuna Magna.

Derrota del Gran Canaria en la última visita de un total de tres en los últimos seis días. El próximo sábado, el conjunto amarillo volverá al Centro Insular de Deportes, a las 19:00 horas, para enfrentarse al Ribera Navarra.


Imagen: Dani Saldise conduce el balón ante la mirada del tinerfeño Ayose Suárez. | © Prensa Gran Canaria FS