Los leones siguen sumando

Tras conseguir su primera victoria el pasado fin de semana el Iberia Toscal ha vuelto a sumar un punto a su casillero, fruto del empate obtenido ayer ante el Atlético Mengíbar. El equipo chicharrero parece haber superado su mala racha, con la salvación a tan sólo cuatro puntos y un total de seis en su casillero viajarán este fin de semana a Barcelona para disputar el último encuentro de la primera vuelta. 

Tan sólo dos minutos después del comienzo del partido llegaba el primer gol, de Edu Ramos, y sin tiempo para terminar de celebrarlo Amores volvía a poner en pie al Quico Cabrera con el segundo tanto local.  2-0 en el marcador que poco tardaría en cambiar, ya que tras un tiempo muerto, el Mengíbar lograba disminuir la distancia anotando el 2-1 en el minuto 5. La primera parte continuaría sin cambios en el luminoso, a pesar de las múltiples ocasiones de ambos equipos, y se mantendría la superioridad de los blanquinegros hasta el descanso.

Con la reanudación del encuentro llegó el empate, en el minuto 21 y tras un acertado tiro a puerta de Fran Peña los de Jaén igualaban el marcador, y pocos minutos después se adelantaban 2-3 gracias a un tanto de Lizana. El Iberia no lograba acertar ninguno de sus varios intentos, pero lejos de desanimarse consiguieron volver a empatar, el segundo gol de Edu Ramos, tercero de los locales, dibujaba el 3-3 en el luminoso. Restaban pocos minutos para el final del encuentro cuando Aitor colaba el esférico en propia puerta, 3-4 a falta de cinco minutos para la bocina final que hacía presagiar una nueva derrota de los leones. Pero la incertidumbre no duró mucho, ya que Ixemad lograba de nuevo el empate, dejando a la afición respirar tranquila nuevamente y despidiendo el año en el Quico Cabrera con un 4-4 que sabe a victoria.

Este punto es de vital importancia para los de Óscar García Poveda, que ya suman 6 en su casillero y se sitúan a tan sólo cuatro de la salvación. Volverán a luchar por seguir sumando este sábado en tierras catalanas ante el Barcelona B, uno de los rivales más complicados de la categoría.

Imagen: Joseba, jugador del Iberia Toscal realizando una jugada mientras dos rivales tratan de impedirlo | Prensa Iberia Toscal