El ímpetu tras el descanso premia al Gran Canaria con un empate

El Gran Canaria Fútbol Sala cosechó un merecido empate en la noche del pasado miércoles ante el Aspil Vidal Ribera Navarra. Los de Suso Méndez que asedieron a su rival en la segunda parte, incluso tuvieron la opción de vencer. El balón fue a parar cuatro veces a los palos de la portería defendida por Molina, mejor jugador de los navarros.

Antes de comenzar el partido ambos conjuntos lucieron la camisa por el Día Mundial del Autismo, mostrando su total apoyo a la campaña “Rompamos con las barreras”. Tras el pitido inicial los grancanarios fueron directamente a por el partido. Cuando aun no había pasado un minuto Anás adelantaba a los amarillos 1-0. El tanto mentalizó a los navarros, que se pusieron el mono de trabajo acaparando la posesión del esférico. Ya en el ecuador de este primer periodo Ferran Plana conseguía el empate 1-1, repitiendo poco después desde fuera del área poniendo por delante al Ribera Navarra 1-2. Los de Suso Méndez lo intentaban, pero no conseguían crear ocasiones claras a pesar de estar volcados, hecho que aprovechó Luisma para culminar una buena contra visitante para el 1-3. Si bien, no estaba todo decidido. Antes de volver a vestuarios, Bingyoba recortaba distancias tras culminar una buena jugada de estrategia de los amarillos, siendo este 2-3 el resultado al descanso.

En la segunda parte, el Gran Canaria se hizo dueño y Señor del partido. Ya en los primeros minutos Juanillo y Pichí pudieron poner el empate. El asedio local continuaba, pero los palos junto a las estiradas de un inspirado Juan Molina, que incluso paró con la cara un tiro a bocajarro, lo evitaron. No desfalleció en sus esfuerzos el Gran Canaria, que a falta de seis minutos para la conclusión consiguió el empate 3-3. Otra vez Bingyoba sería el encargado de devolver las esperanzas a los amarillos, anotando en superioridad tras la expulsión de Hamza. El alto ritmo de juego vivido hasta ese momento del partido pasó factura en el cansancio de ambos conjuntos, careciendo tanto locales como visitantes de ocasiones de peligro en los últimos minutos, firmando tablas en el marcador.

Empate para el Gran Canaria que le sitúa a cuatro puntos del descenso, que marca ahora mismo el Levante. Sin tiempo de análisis, el equipo se desplazará en la mañana de este jueves hacia Zaragoza para jugar el viernes ante el Ríos Renovables.


Imagen: Instante del encuentro entre Gran Canaria y Aspi-Vidal Ribera Navarra |Prensa Gran Canaria