Ganas e ilusión llenan las intenciones de Gomera y Manzanares antes del primer partido

Tan políticamente correctos como con ganas de vencer en esta eliminatoria. Así lucen los equipos del Gomera y del Manzanares horas antes de que se juegue el primer partido que tendrá lugar en terreno colombino este sábado a las 12:30 del horario insular. Un choque  entre los campeones del grupo 6 y 4 de la 2ª División B que augura máxima expectación por ambas partes.

En este primer partido, el conjunto gomero contará con el siempre esencial factor cancha de su lado. Un escenario donde sólo ha perdido un partido en liga por mínima ventaja y el cual domina con absoluta predisposición de gol. El capitán del equipo, Aday Herrera, confía en su gran hacer como locales para sacar una ventaja defendible y que este factor se sobreponga al parón que ha sufrido su equipo entre el final de liga, la eliminatoria por dirimir el campeón de Canarias y este playoff. Un aspecto que no ha sufrido su rival: «ellos vienen más rodados, de una competición más continuada, con una competencia mayor y no han sufrido parones, además sé de buena fe que tienen fuertes intenciones de conseguir el ascenso y pueden permitírselo, algo que, con respecto a nosotros, puede suponer un hándicap».

A pesar de ello, el portador del brazalete colombino confía en sus grandes armas: «somos competitivos, hemos creado un bloque sólido y cuando competimos a gran nivel, tenemos muchas pegada y gran olfato de gol«. Todo ello, según declara Aday, debe servir al Gomera para compensar que la vuelta de la eliminatoria sea en terreno ciudarrealeño.

Por otro lado, el presidente del Manzanares FS, Manuel del Salto, no varía mucho en intenciones: «ganas e ilsuión, pero al mismo tiempo somos conscientes del difícil rival y de la complicada salida. Nuestro objetivo es llegar con el mayor número de opciones al partido de vuelta para decidir la eliminatoria».

El máximo directivo del club castellano-manchego conoce varios aspectos del Gomera como su gran pegada o del desgaste que puede ocasionar el viaje, por lo que espera que su equipo ponga en valor lo demostrado a lo largo de la temporada: «es una gran familia, el ambiente que se ha creado en el vestuario es la clave de este equipo. Todos suman, jueguen unos más o menos». Del Salto es consciente de la ilusión levantada, pues aspira a que su equipo sea el tercer conjunto de la provincia de Ciudad Real que compita en la Segunda División del fútbol sala nacional, tras Valdepeñas y Puertollano.