Nueva derrota del Salesianos en el Quiquirá

Los azulones continúan sin arrancar en la categoría de plata. Tras 10 jornadas, y pese a la evidente mejoría, no han conseguido sumar puntos. De esta manera se complica aún más la situación del club azulón, que dista mucho de los puestos de salvación.

El partido empezó con un Salesianos que presionó muy arriba intentando que el rival se viera obligado a apurar al máximo. Pero fue de falta como abrió el marcador Kevin Yanes, con un disparo fuerte y certero. El ritmo del partido presagiaba que cualquiera de los dos equipos podía ver puerta en cualquier momento. Ahora era el Córdoba
el que llevaba las riendas de partido, quería su gol, y lo consiguió por medio de Francisco J. Solís. Fue el Córdoba el que, a falta de 2 minutos y por medio de Manuel Jarque Moral, con un golazo a la escuadra de Yeray Olivero, que no pudo hacer nada para pararlo, llegando así al término de la primera mitad.

Los primeros compases de la segunda parte fueron un calco exacto de lo que fue la primera. Empezó el salesianos con muchísima actitud y ganas, pero como hasta hora sin suerte de cara a gol. Hasta que, en el minuto 3 de la segunda parte, Acaymo Martín ponía el empate en el marcador y hacía pensar a los de Ruyman Cabello y a la grada que hoy era el día. Siguió el equipo local arremetiendo contra la portería del Córdoba, y la afición apretaba como de costumbre.

Alternaba el salesianos con Luis Ravina y Jose Antonio Vélez en la posición de dándole al equipo local una salida a la presión que ejercía el Córdoba. Se producían muchos cambios en los dos equipos, buscando la frescura en cada jugaba, trabajo que se estaba volviendo complicado a causa de la intensidad que se vivía en el pabellón.

La suerte parecía estar del lado del Salesianos, a pesar de no conseguir marcar en reiteradas ocasiones, el Córdobase ponía con 4 faltas en su casillero y el equipo local intentó apretar un poquito más. Pero fue el Córdoba el querompió el empate. Un error defensivo dejaba a Sergio Rodríguez  sólo, dándole la opción de fusilar a Yeray ymetiendo el balón entre el hombro y la cara del portero local.

El Salesianos lo intentó hasta el final, pero sin suerte. Incluso probó salir con cinco jugadores, y de esta manera llegaron los tres goles casi consecutivos, certificando así una nueva derrota.

Imagen: Cordero, jugador del Córdoba Futsal,  fue un dolor de cabeza para Yeray Olivero. | Prensa © Córdoba Futsal