Un muy buen Gran Canaria cae en la recta final ante el FC Barcelona

El conjunto entrenado por Suso Méndez cosechó este domingo una derrota ante el FC Barcelona, a pesar de plantar cara a uno de los mejores equipos del mundo durante la totalidad del encuentro. El equipo de la Ciudad Condal no esperaba tener tantas dificultades para superar a un Gran Canaria que luchó cada balón y tuvo opciones de acabar empatando el encuentro.

La primera parte comenzó con un Barcelona eléctrico, con mucha velocidad en su juego y que aprovechaba la juventud de la renovada plantilla confeccionada para esta temporada para realizar una intensa presión. El Gran Canaria no le iba a la zaga y en todo momento apostó por posiciones adelantadas en busca de la verticalidad en su juego. Disfrutaron de ocasiones ambos conjuntos las cuales no llegaron a materializarse. Fue un reverso genial de Ferrão el que rompió la igualada llegado el ecuador de esta primera mitad, poniendo el brasileño el 1-0. No varió un ápice sus planes el entrenador grancanario que siguió pidiendo intensidad a sus jugadores, los cuales, a pesar de tener varias ocasiones no pudieron inaugurar su casillero, llegando por debajo al descanso.

En la segunda mitad, ambos equipos siguieron ofreciendo un buen espectáculo: múltiples jugadas de peligro y ocasiones en ambos lados de la cancha. Disfrutó de dos claras el Gran Canaria de la mano de Juanillo y de Bingyoba. Faltando tan solo 7 minutos para el final, tanto los catalanes como los canarios dieron un paso adelante en busca del gol. A pesar del buen hacer de los insulares, fue el Barcelona el que de la mano de Adolfo, con una fuerte y ajustada volea, puso el 2-0. Rápidamente, Suso Méndez utilizo el portero jugador para tratar de reducir la diferencia y lo consiguió tan solo un minuto después, 2-1, colándose en la portería el balón tras tocar en un jugador catalán.
No desistieron los grancanarios que continuaron jugando de cinco, pero en un rechace Marc Tolrá disparó a portería vacía poniendo el 3-1 para el Barça. Parecía ya acabado todo, pero pocos segundos después, Ángel Bingyoba sacó un trallazo a la escuadra de Paco Sedano para reducir diferencias: 3-2. El conjunto grancanario monopolizaba los ataques durante los dos últimos segundos del encuentro con portero jugador. Sin embargo, arriesgando por el empate en la última ocasión del encuentro, otra perdida de balón posibilitó que Adolfo aprovechara para marcar el definitivo 4-2.

Muy buena imagen, no obstante, del Gran Canaria Fútbol Sala que crece en cada jornada y cuyo entrenador, Suso Méndez, valoraba positivamente pese a un resultado que consideró justo:

Imagen: Prensa © Gran Canaria FS