Una liga casi senteciada que piensa ya en el fin del campeonato

Penúltima jornada de liga con los deberes hechos para el Teldeportivo y sin opciones de ascenso para el Raqui San Isidro. Las grancanarias jugarán el último partido del campeonato en casa y brindarán a su público la clasificación matemática para el play off de ascenso y el Raqui, asediado por las deudas, presenta muchas novedades en su encuentro en tierras catalanas.

Como decimos, el Teldeportivo, tras proclamarse campeón de su grupo en pasado sábado en Los Hinojeros frente al conjunto tinerfeño, recibe ahora al quinto clasificado: el CFS Femení Centelles. Las grancanarias, que le ofrecerán a sus seguidores el título de liga, no quieren bajar el nivel de juego e intensidad, aunque probablemente Roberto Llamas dará minutos a las jugadoras con las que menos ha contado en otras ocasiones al tiempo que deja entre algodones nuevamente a Judith Dámaso y a Muni, recuperándolas para la lucha por el ascenso.

Por su parte, el Raqui San Isidro, sin opciones y con la única ambición de recuperar la segunda plaza, en la que será su última visita a domicilio no cuenta con la totalidad de su plantilla debido a los problemas económicos que acarrea el club. Las chicas de Albino Campos se enfrentarán CN Caldes, undécimo clasificado que está luchando por mantener la categoría, y para esta ocasión las jugadoras convocadas son: Flavia, Candy, Alba, Carol, Xiomy, Yaiza y Pitu. Siete nombres entre los que no se encuentra ninguna de las porteras y, según parece, será Flavia la jugadora que desempeñe tales funciones el sábado.